La Jaula Educativa para perros


Una jaula educativa consiste en una jaula, a poder ser plegable, suficientemente amplia para que el perro pueda dormir a pierna suelta y ponerse en pie cómodamente.

A nadie le extraña ver en una esquina de cualquier jardín la caseta del perro.

Sin embargo, cuando el perro vive en el interior de la vivienda o en un apartamento, no se valora la enorme conveniencia de que el animal también tenga su habitación propia, su espacio de intimidad, un refugio donde relajarse.

Eso es una jaula educativa. La típica jaula de viaje, ¡esa sirve!

Jaula metálica para perros

Se coloca en el salón. Mejor dicho, en la habitación donde la familia se reúne para ver la televisión.

Durante el día permanece abierta, y durante la noche, cerrada.

Pronto la tomará como su habitación particular y se meterá en ella a echar sus siestas cuando tenga sueño.

También se meterá cuando vea marejada en las relaciones de pareja, cuando vengan de visita niños molestos o cuando se sienta decepcionado por esta vida cruel y quiera que le dejen en paz.

Si le cuesta habituarse a la jaula, algo muy improbable, se le coloca el recipiente con el agua en su interior y se le da de comer también solamente dentro de ella.

Ni un bocado fuera de la jaula.

A algunos propietarios, de esos a los que se les disparan las emociones antes que el pensamiento, la idea de la jaula les horroriza hasta que comprenden que la jaula no va a disminuir absolutamente nada el movimiento que debe realizar el animal.

Todas las resistencias terminan cuando ven que durante el día el perrito entra y sale de su jaula orgullosísimo y que si alguna vez se le cierra la puerta, es para que duerma.

Cuando de dormir se trata, es igual hacerlo con la puerta de la habitación abierta o cerrada.

El perro siente su jaula educativa como una habitación privada, un refugio seguro en el corazón de la vida familiar.

Tanto es así, que si hay dos perros y sólo disponen de una jaula, se la disputarán como un privilegio codiciado.

La jaula ofrece al perro seguridad y al propietario control sobre el animal.

FUENTE DE SEGURIDAD Y CONTROL

La jaula significa un instrumento imprescindible para:

  • la educación del control del “pis” y la “caca”,
  • la terapia de la conducta agresiva,
  • la educación y el desarrollo de la resistencia a la monotonía y la frustración,
  • la terapia de la ansiedad por separación
  • y para otros muchos trastornos.

Acerca de Francisco Javier Ibáñez Dorronsoro

Psicólogo. Director del Instituto Maslow Cattell para la formación de postgraduados en psicología. Autor de numerosos libros de texto, artículos, etc. Responsable del Departamento de Psicología Clínica y Educativa de Ibáñez Setter Bakio, S.L.

Dejar un comentario